Loading...

Carboxiterapia Facial


CARBOXITERAPIA PARA TRATAMIENTOS FACIALES (OJERAS Y CICATRICES) Y CORPORALES (CELULITIS, FLACIDEZ Y ESTRÍAS)

Carboxiterapia Cdt de Carbomed: Dispositivo médico para Carboxiterapia certificado por la Unión Europea (Ley 93/42 clase CE0051 IIb) y por el Ministerio de Salud.

El nuevo método terapéutico con CDT Evolution® tienen un sensor electrónico (patentado), que es capaz de neutralizar esa resistencia con el fin de mantener constante la cantidad de gas inducido. Lo cual es muy importante para que los datos puedan ser reproducibles y obtener así resultados constantes.

Controla la pureza y la cantidad del gas, así como la velocidad de administración. La regulación automática de las características físicas del gas inducido: calor, humedad y activación del gas, hace que se obtengan mejores y más rápidos resultados y sobre todo que se elimine el dolor eventual durante el tratamiento.

Gracias a estas nuevas características técnicas y a los nuevos programas de CDT, en la actualidad es posible hacer también terapias antienvejecimiento en cara, cuello y escote, así como tratamientos contra la alopecia, además de los ya conocidos tratamientos de remodelación corporal, celulitis, flacidez y estrías.

Puede ser utilizado en varias áreas: La medicina deportiva, Cirugía plástica, Terapia analgésica, Dermatología, Ginecología, Andrología, Flebología y Medicina estética.

El dióxido de carbono, gas incoloro e inodoro, una parte del aire que respiramos, se administra en la dermis a través de 13 mm de agujas finas. Los estudios científicos demuestran una vasodilatación inmediata, reapertura mecánica de la microcirculación y el aumento de la oxigenación tisular. Se rompe la membrana y estimula la producción de fibras de colágeno haciendo que la piel más elástica, brillante y joven.

.

El tratamiento  cuesta: 50€ la sesión

Bono 6 ttos.: 264€ // Bono 8 ttos.: 320€ // Bono 10 ttos.: 360€

La carboxiterapia es una nueva técnica de belleza no quirúrgica que sirve para tratar problemas de varices, para reducir la celulitis y la flacidez de la piel, además se encarga de eliminar los cúmulos de grasa resistentes. La carboxiterapia se sirve del dióxido de carbono o CO2, que desde la década de los años treinta se utiliza para el tratamiento de las estrías, celulitis y cicatrices hipertróficas. Este gas residuo lo producen de forma natural los humanos, todos los animales de la tierra y también las plantas.

Su uso médico es totalmente seguro como se demuestra en sus aplicaciones médicas: como agente de insuflación en cirugías laparoscópicas, como agente de contraste en Radiología, en láser de CO2, como agente para ventilación en cirugías, en el tratamiento de heridas craneales y úlceras agudas y crónicas o en tratamientos de problemas circulatorios. Hoy en día, este tratamiento ha sido mejorado gracias a la tecnología y aporta resultados inimaginables hace unos años.

¿COMO APLICAMOS LA CARBOXITERAPIA?

Administración tanto cutánea como subcutánea de dióxido de carbono y, gracias a esta inyección indolora, se provoca una reacción en la zona tratada mejorando así el flujo sanguíneo y consiguiendo mejorar la oxigenación de la piel. Después, el CO2 acumulado, o que se puede encontrar en exceso, se retira fácilmente.

¿LA CARBOXITERAPIA ES DOLOROSA?

El tratamiento con carboxiterapia no resulta especialmente doloroso ya que el pinchazo o inyección se realiza con una micro-aguja. De esta manera se disminuye la superficie de contacto entre la aguja y la piel, reduciendo al mínimo el daño infringido. El paciente únicamente podría notar un pequeño escozor en la zona del pinchado y un enrojecimiento típico debido a que se ha perforado ligeramente la piel. En casos pocos probables se podría dar un pequeño hematoma en dicha zona, por lo que podría considerarse esto como un efecto secundario.

CONTRAINDICACIONES

No existen riesgos específicos asociados a este tipo de tratamiento. Las inyecciones de CO2 han sido probadas en otros tipos de tratamientos como en las cirugías endoscópicas del abdomen o por aplicación directa en el torrente sanguíneo para determinados procedimientos de diagnóstico o terapéuticos y nunca han generado ningún tipo de problema.

APLICACIÓN

Dado que sus funciones son aumentar el flujo de sangre oxigenada en la región inyectada y aumentar la formación de colágeno en la piel favoreciéndola con un look más terso, suave y juvenil, el tratamiento de carboxiterapia se puede utilizar contra las ojeras, en la cara, en el cuello, en los brazos, en el estómago, en las piernas o en las nalgas. Principalmente la carboxiterapia se utiliza contra la celulitis, contra la reducción de grasas, contra las estrías y las ojeras.

BENEFICIOS

La aplicación de dióxido de carbono bajo la piel tiene los siguientes resultados contra la piel de naranja:

  • Se mejora la circulación sanguínea.
  • Se mejora la circulación linfática.
  • Se mejora la elasticidad de la piel y se reduce su flacidez.
  • Se disminuye la piel de naranja.
  • Se reduce la aparición de los hoyuelos de la celulitis.
  • Alivia los síntomas de la celulitis.