Loading...

Cuando hablamos de la piel, el dicho ‘eres lo que comes’ es más cierto que nunca. Alimentar a tu rostro y a tu cuerpo es esencial para preservar su firmeza

Los alimentos antioxidantes contrarrestan el estrés oxidativo que soportan los tejidos y que poco a poco va inflamándolos y dañándolos.

Nutrientes antioxidantes como las vitaminas C y E, la provitamina A y los minerales zinc y selenio ayudan en la formación de colágeno, la proteína que forma la estructura de la piel, los huesos y los órganos. Tienen un efecto similar multitud de compuestos que se hallan en las plantas. Además necesitas proteína suficiente para favorecer una correcta renovación de los tejidos.

Aquí te presentamos 10 de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta si buscas una piel más tonificada y elástica:

Salmón

Su alto contenido en grasas saludables nutre y embellece la piel, además de ser bajo en calorías. Este pescado azul aporta grandes cantidades de Omega 3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos. Además, es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, de vitaminas del grupo B y vitaminas liposolubles como la A, que contribuye al mantenimiento de los tejidos.

Algas

Estas verduras marinas son una inagotable fuente de calcio, hierro (contienen más cantidad que las lentejas o muchas carnes), proteínas, yodo, potasio, selenio y vitaminas frente a una cantidad bajísima de calorías, por lo que son ideales para cualquier persona, más aún si eres vegetariana o estás a dieta (también tienen efecto saciante). Tienen un gran poder desintoxicante y se utilizan también en la elaboración de cosméticos.

Arroz integral

Los cereales integrales no refinados, por su alto contenido en fibra, antioxidantes y su bajo índice glucémico deberían estar incluidos en cualquier dieta antiaging. Es un gran alimento antioxidante y desintoxicante que ayuda a movilizar las grasas y a limpiar el hígado. Además, aporta grandes dosis de energía con pocas grasas y un gran efecto saciante. Es de los pocos alimentos que contienen por sí mismos los doce aminoácidos esenciales para el cuerpo humano.

Pepino

Es diurético y depurativo, ayuda a eliminar toxinas y es rico en vitaminas y minerales, algo que en verano es imprescindible ya que perdemos agua y minerales a través del sudor. Contiene ácido fólico, vitamina B1, vitamina C y magnesio. Puedes incluir este ingrediente en tu dieta en muchas recetas como el gazpacho, zumos verdes, dips con yogur…

Aguacate

Junto con el aceite de oliva, son la otra gran fuente vegetal de ácidos grasos Omega-3, cardiosaludables y de efecto antiaging. Los aguacates son un alimento especialmente interesante desde el punto de vista nutricional debido a su gran aporte de proteínas, por lo que resulta una fruta ideal para convertir tus ensaladas en platos completos y conseguir energía de alta calidad. Esta deliciosa fruta contiene muchos más antioxidantes (Omega-9, Omega-t y Omega-6), por lo que es perfecta para ayudarte a reducir el colesterol y nutrir tu piel

Frutos rojos

Moras, frambuesas, arándanos… estos pequeños frutos son grandes antioxidantes naturales gracias a su alto contenido en carotenoides. Son ricas en vitamina C, potasio, hierro y calcio. Estos pequeños frutos, son una buena fuente de fibra y taninos, de acción astringente, protectora cardiovascular y con un efecto bloqueante sobre las grasas. Por sus altas dosis de melatonina, frenan el envejecimiento del organismo

Zanahoria

Es rica en minerales como el potasio y el fósforo y es un alimento energizante que combate la fatiga y refuerza las uñas y el cabello. Puedes tomarla en crudo, sola o para acompañar recetas como el hummus o el guacamole, y también puedes aprovechar todos sus nutrientes en zumos energéticos combinando la zanahoria con ingredientes como el jengibre y la manzana. Además de refrescarte y vigorizarte, la zanahoria también te va a ayudar a mantener y prolongar un bonito bronceado protegiendo la piel desde el interior gracias a sus betacarotenos que el organismo transforma en vitamina A o retinol.

Tomate

Contiene licopeno, responsable de su color rojo. El licopeno es un excelente antioxidante que combate el daño celular que provocan los radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro. Es cardiosaludable, protege la vista, es rico en agua y nutrientes como ácido fólico, vitaminas A, C y K, hierro y potasio. El tomate es el ingrediente principal de uno de los platos más nutritivos y refrescantes del verano: el gazpacho, una receta tradicional y antiedad.

Té verde

Es la bebida antioxidante por excelencia. Sus antioxidantes son entre 25 y 50 veces más potentes que la vitamina C o E, lo que lo convierte en un gran aliado de tu juventud y tu salud, estimulando el sistema inmune, protegiendo el corazón, las encías y los dientes. También tiene propiedades diuréticas y sus catequinas ayudan en la combustión de las grasas, por lo que es la bebida ideal si estás a dieta.

Cúrcuma y jengibre

Estas dos raíces antiedad no pueden faltar en la despensa de cualquiera que desee prevenir el envejecimiento. Ambas tienen capacidad antiinflamatoria, son muy fáciles de usar y dan sabor a las preparaciones. Consume 2 rodajas de jengibre al día. Tampoco dejes de utilizar a diario la cúrcuma en polvo.

Related Posts

NO-AGE® Rejuvenecedor Celular Lift Express con BIO PROXYL sin cirugía

NO-AGE® Rejuvenecedor Celular Lift Express con BIO PROXYL sin cirugía

Estudios científicos de modelos de piel vivos han demostrado, que...
Tratamientos para el contorno de ojos. Conoce tus nuevos aliados

Tratamientos para el contorno de ojos. Conoce tus nuevos aliados

Arrugas de expresión, párpados caídos, bolsas, ojeras m...

Leave a Comment

tres × cinco =